Siempre os recomendamos incluir salidas al aire libre entre vuestras actividades semanales con los niños, aún en invierno. Hay que aprovechar los días en los que asoma el solcito para hacer un paseo, y ya que estamos recolectar materiales para hacer manualidades luego en casa. Puedes revisar también el eBook Artividades que recomendamos en pequeplaneta, este incluye un plan de Juegos creativos ideal para preescolar, en él se sugiere también al menos una actividad al aire libre por semana. 

El jugo artístico que os proponemos hoy es realmente muy sencillo, y se compone justamente de dos momentos: el primero será un paseo por el parque, un bosque o incluso el jardín de casa, para recolectar hojas, flores, ramitas, frutos, etc. En un segundo momento haremos un cartel de Año Nuevo con elementos de la naturaleza para colgar en casa y recibir el nuevo año como se merece.

Materiales necesarios

Actividades para preescolar

  • Cartulina tamaño A4
  • Elementos de la naturaleza: hojitas, ramas, flores, frutos, etc.
  • Cola escolar
  • Lápiz

Paso a paso

  1. Salimos a dar un paseo y animamos a los peques a recoger pequeños tesoros naturales que encontremos en el suelo. También se pueden recoger frutos sin dañar las plantas.
  2. Una vez en casa, vamos a disponer todos los materiales que recolectamos sobre la mesa, y a través de preguntas y comentarios podemos ir guiando a nuestros peques a reconocer texturas, colores y formas diferentes: ¿cuál es el más grande? ¿De qué color son? ¿Esta hoja es lisa, suave, o rugosa y áspera? .
  3. Después de haber hecho esta actividad sensorial, pasamos a realizar nuestro cartel. Cogemos nuestra cartulina y dibujamos un 2018 bien grandote. Con los niños más pequeños este paso deberá hacerlo un adulto, con los más mayores podemos intentar dibujar el número en otra hoja y que ellos lo copien. .
  4. Ponemos una buena cantidad de cola sobre los números                                                             
  5. Ahora invitamos a nuestros peques a ir pegando nuestros materiales de la naturaleza para decorar nuestro cartel. Dejamos secar bien, le hacemos dos agujeros y pasamos una cuerda para colgarlo.

¿Quién puede hacer esta actividad artística?

  • Niños a partir de 2 años: los niños más pequeños podrán recolectar los materiales y luego pegarlos sobre el cartel, con la ayuda de un adulto. Los más mayores podrán ir haciendo ellos mismos otros pasos de la actividad, como poner la cola sobre el número, o incluso dibujarlo.

Para qué sirve este juego

.

La actividad sensorial que os hemos planteado antes de realizar el cartel es muy importante, porque estimula los sentidos de la vista y el tacto. Podemos aprender las diferencias entre los diferentes tipos de texturas (suave-rugoso; liso-áspero, etc), de formas y tamaños (grande-pequeño; formas geométricas; recto-curvo, etc), los colores, etc.

Con la manualidad del cartel, desarrollaremos la motricidad fina, que es la que hace referencia a movimientos voluntarios precisos, que implican pequeños grupos de músculos. El control de la motricidad fina es la coordinación de músculos, huesos y nervios para producir movimientos pequeños y precisos. Un ejemplo de control de la motricidad fina es recoger un pequeño elemento con el dedo índice y el pulgar, como hacemos en esta manualidad.