Jugar a las comiditas es una actividad que gusta a todos los niños. Hoy vamos a aprovechar cualquier fiesta para invitar a nuestros peques a agasajar a la familia preparando una «deliciosa» comidita festiva.

Nuestros peques pueden jugar a convertirse en experimentados maestros reposteros, creando cupcakes y otros postres con plastilina . Es una actividad en el que estaremos trabajando la imaginación, la creatividad y la motricidad fina. Esto es ideal para nuestros niños de preescolar.

Comiditas de plastilina paso a paso

Materiales necesarios

  • Pirotines
  • Plastilina de colores
  • Purpurina
  • Decoraciones
  • Relleno Guata ( opcional para dar volumen)
  • Opcional: manga pastelera

Elaborando comiditas de plastilina

  1. En este juego sensorial no hay muchas instrucciones previas. Solo tenemos que colocar todo el material a disposición de nuestros peques  y proponerles crear postres, tartaletas y cupcakes para nuestra fiesta.
  2. Podéis darles un toque festivo extra usando estrellas y purpurina para decorar, pero veréis que pronto la imaginación de nuestros peques coge vuelo y se les ocurrirán las creaciones pasteleras más extraordinarias…
  3. También se pueden usar herramientas como cortadores o mangas pasteleras. En este último caso tened en cuenta que para que la plastilina salga por la boquilla hay que hacer un poco de fuerza, puede que los más pequeños no lo logren.
  4. Y si no tenéis plastilina tipo Play Doh, que es la que hemos usado en las comiditas que hemos visto aquí arriba, también podéis usar pasta de sal casera simplemente mezclando 2 tazas de harina de trigo + 1 taza de sal fina y 1 parte de agua en un bol. ¡Es super fácil!

 

Las posibilidades son infinitas. Podemos usar toppers de los que se venden para decorar postres pero la imaginación de los peques bastará para crear las delicias pasteleras más originales…

Cómo hacer comiditas de plastilina

 

Para qué sirve esta actividad

Preparar comiditas es un juego simbólico. En el juego simbólico se utilizan objetos o conductas que representan -simbolizan- algo que no está ahí. A menudo en este tipo de juegos, los niños imitan el mundo de los adultos -cocinar- utilizando elementos simbólicos -la comidita de juguete. Hasta los 6 años, es un gran instrumento de aprendizaje. Jugando en grupo los niños interactúan, imitan a los adultos, se ponen en su lugar, y van comprendiendo la realidad social. Desarrollan la imaginación, la creatividad, se expresan, en síntesis, se desarrolla la inteligencia emocional y racional a través del juego.

Desde el punto de vista motriz y sensorial, con esta actividad se desarrolla la motricidad fina -amasamos, formamos bolitas, salchichitas, etc- y el sentido del tacto y la vista se ven estimulados con las texturas, formas y colores.

Consejos prácticos

  • Los niños deben estar constantemente bajo la supervisión de un adulto
  • Podéis usar plastilina comprada tipo Play Doh, masa de sal u otro tipo de pasta de modelar atóxica que sea blanda y fácil de manejar para los niños.
  • Mucha atención con la purpurina, es aconsejable su uso solo para los niños mayores de 5 años, ya que inhalarla o consumirla accidentalmente puede ser tóxico. También ojo con la purpurina.

Planificador de juegos para niños