Una bienvenida sonora: La música desde el comienzo de la vida

Desde los primeros días de vida del ser humano y aún desde gestación,
se puede iniciar el estímulo musical.

Con la premisa fundamental de establecer un contacto afectuoso, pacífico y
contenedor con los niños y con las niñas, podemos simplemente producir sonidos
con la voz, leer, cantar, chocar las palmas, usar sonajeros y otros tantos
instrumentos y elementos sonoros informales, con el objetivo de generar
vibraciones diversas, timbres, alturas e intensidades que estimulen el oído.

Esta experiencia repetida y sostenida en el tiempo, recreada en variados
desarrollos lúdicos acordes a cada momento evolutivo y a cada circunstancia,
será fundamental para entrenar la capacidad de discernir la ubicación espacial,
las características de la fuente sonora y otros parámetros acústicos.

Es el camino hacia un oído crítico, que vinculado transversalmente a otros
procesos educativos, conducirá finalmente a sumar otro lenguaje más, el del
sonido, a una percepción lúcida de la realidad, facilitando el camino, hacia el
desarrollo de un espíritu crítico, entre otros varios beneficios.

Por Daniel Allaria Oriol

foto Daniel Oriol

Desde Pequeplaneta queremos darle la bienvenida a Daniel Allaria Oriol, como artista e invitado especial. Te invitamos además, a que hagas click y descargues de manera gratuita su libro sobre «La música y los bebés».