A todos los niños les ENCANTA jugar con arena, por eso hoy traemos una receta súper fácil y divertida para jugar en casa 🙂

Anteriormente, ya os enseñamos un tutorial paso a paso con la receta de la famosa arena mágica  y aquí también tenéis otros juegos sensoriales para niños, muy prácticos que podéis hacer en casa con vuestros peques. Pero hoy quisimos darle un giro porque estuvimos haciendo experimentos en casa y quisimos compartir esta una nueva versión, pero esta vez ¡Añadiendo chocolate! El resultado fue increíble…

Estos son los materiales que vamos a necesitar:

Arena sensorial casera

Materiales para la arena mágica de chocolate

  • Harina de trigo
  • Aceite de bebés
  • Cacao en polvo
  • Una cuchara
  • Un recipiente para mezclar
  • Caja o recipiente grande

Elaboración de la arena mágica casera

  1. Toma uno de los recipientes y agrega 2/3 de taza de harina.
  2. Luego añade 1/3 de cacao en polvo.
  3. Usa la cuchara para mezclar la harina con el cacao hasta que se mezclen uniformemente.
  4. Para finalizar con los ingredientes, agrega 1/8 de taza de aceite de bebés y usa la cuchara para mezclar.
  5. Ahora es tiempo de utilizar las manos para mezclar estos tres ingredientes uniformemente. (Esta parte es muy divertida, por eso te recomendamos que lo hagan los peques)

Como hacer arena sensorial

¡Eso fue todo! Con estos sencillos pasos habrás logrado hacer arena mágica casera de chocolate 🙂 El recipiente grande es para que los peques pongan la arena dentro y jueguen allí, así será más cómodo y ensuciarán menos 🙂

Consejos prácticos

  • La arena mágica debe quedar con una consistencia que se pueda compactar, pero que también se deshaga fácilmente. Así que si la notas muy seca, agrega poco a poco unas cuantas gotas de aceite para bebés hasta que consideres que es suficiente. Igualmente, si queda muy húmeda, entonces deberás agregar más harina.
  • Lo importante de esta receta es mantener las proporciones: 2/3 de taza de harina, 1/3 de taza de chocolate y 1/8 de aceite. La receta duplicada sería: una taza y 1/3 de harina, 2/3 de taza de cacao en polvo y media taza de aceite.
  • Para que los niños se diviertan aún más, dales utensilios de plástico como vasitos o paletas para que puedan hacer sus formas favoritas. Los moldes playeros también funcionarán perfecto con esta arena mágica casera.

Ojalá que os divirtáis un montón con este juego sensorial! Ya me contaréis vuestra experiencia. 😀

Receta arena sensorial

 

Planificador de juegos para niños