Un juego sensorial INCREÍBLE para los más pequeños es jugar con arena mágica. Normalmente esta arena se consigue en cualquier juguetería. Sin embargo, no necesitas gastar tanto dinero comprando la original si puedes hacerla tú mismo y quedará igual de perfecta 😀

Así que te enseñaremos una forma súper sencilla de hacer arena mágica de colores casera con ingredientes muy fáciles de conseguir 🙂

 

Materiales

  • Harina de trigo
  • Aceite de bebés
  • Colorante alimenticio en polvo
  • Una cuchara
  • Un recipiente para mezclar (por cada color que realices)
  • Caja o recipiente grande

Paso a paso

  1. Toma uno de los recipientes y agrega una taza de harina.
  2. Añade ahora una cucharadita de colorante en polvo. (La cantidad de colorante va a depender de qué tan intenso quieras obtener la arena mágica)
  3. Utiliza la cuchara para mezclar la harina con el colorante hasta que el color se distribuya uniformemente.
  4. Para finalizar la mezcla, agrega 1/8 de taza de aceite de bebés.

 

5. Ahora es tiempo de utilizar las manos para mezclar estos tres ingredientes uniformemente.

 

¡Listo! Con estos sencillos pasos habrás obtenido arena mágica de colores casera 🙂 Si quieres realizar otros colores, deberás repetir el mismo procedimiento en recipientes diferentes con otros colorantes alimenticios en polvo.

Consejos prácticos

  • La arena mágica debe quedar con una consistencia que se pueda compactar, pero que también se deshaga fácilmente. Así que si la notas muy seca, agrega poco a poco unas cuantas gotas de aceite para bebés hasta que consideres que es suficiente. Igualmente, si queda muy húmeda, entonces deberás agregar más harina.
  • Lo importante de esta receta es mantener las proporciones: por cada taza de harina, 1/8 de aceite. Por lo tanto, si realizarás dos tazas de harina, necesitarás 1/4 de taza de aceite, y así sucesivamente.
  • Utiliza la caja o recipiente grande para poner la arena mágica y que los niños metan sus manos y jueguen allí. Así evitarás ensuciar la casa con esta arena mágica.
  • Para que los niños se diviertan aún más, dales utensilios de plástico como vasitos o paletas para que puedan hacer sus formas favoritas. Los moldes playeros también funcionarán perfecto con esta arena mágica casera.

Esperamos que le saquen mucho provecho a esta receta y que sus peques se diviertan un montón 🙂