El land art para niños es una propuesta de Robin Smithson, un artista contemporáneo que sugirió por primera vez en 1969 que la naturaleza debería ocupar el papel central de las obras de arte. El land art se realiza al aire libre y se conserva allí, y está sujeto a los cambios provocados por elementos naturales como el clima y el tiempo.